Category Archives: Álbums

Top – Emotion Lotion

Volvemos al blog estrenando sección, Tuesday Recovery, algo así como un baúl de joyas olvidadas, álbumes que han caído en el ostracismo pero son obras dignas de recuperar. Empezamos con un disco de principios de los 90, cuando un grupo de Liverpool quiso meter su cabeza en todo aquel movimiento llamado Madchester que estaba agitando el país.

Top,- que así se llamaba este grupo, totalmente ajeno a que unos años más tarde pasaría a engrosar la lista de grupos imposibles de buscar en google – era un trío del que poco se sabe, salvo que estaba compuesto por Alan Wills, Joe Fearon and Paul Cavanagh y que surgió de la misma escena que The La’s o The Real People. Sacaron varios singles y un disco, Emotion Lotion, e incluso llegaron a grabar una Peel Session, lo que les certificaba como grupo a seguir sin duda. Pero apenas dos años más tarde, desaparecieron sin dejar rastro.

Bueno, rastro dejaron, porque Emotion Lotion es un disco lleno de letras inteligentes y un batiburrillo de ritmos que iban desde lo más “baggy” y rave del sonido Madchester a perfectas melodías de “dream pop”. Un disco que tiene un poco de todo lo bueno de esos años. Una delicia que merece ser rescatada. Os dejo con algunas de sus canciones:


Top – Number one dominator

 


Top – Life’s only dreaming 

 

MP3 – Top – Buzzing


Curiosamente, el disco se puede encontrar íntegro en Spotify. No os lo perdáis.

 

 

Villagers – Becoming a Jackal

Empecemos con un topicazo, típico de las reseñas de grandes revistas: una comparación polémica…

Cada vez que escucho a Conor J. O’Brien, que así se llama el creador de Villagers, me recuerda poderosamente a Jeff Buckley.

Aunque ya le gustaría a Conor tener la prodigiosa voz del californiano, su forma de interpretar, esa intensidad, y esas letras tan evocadoras recuerdan mucho a Jeff. Al menos a mi así me lo parece.

El pequeño irlandés y su guitarra me llamaron la atención desde el principio, pero fue al verle interpretar el single Becoming a Jackal en directo en el show de Jools Holland cuando me impresionó de verdad. [NdA: como ese vídeo ya no existe lo cambio por el oficial. Pero creerme, el directo en Jools Holland ponía la piel de gallina.]

 

 

Becoming a Jackal es un disco tremendamente oscuro y melancólico, donde las profundas letras y los acordes de guitarra toman todo el protagonismo. Cada canción es una puerta a los sentimientos de Conor, que se desnuda ante nosotros como pocos son capaces de hacer. Es uno de esos discos que dependiendo de tu estado de ánimo, te saca una sonrisa, o te hunde.

Sería injusto destacar algún tema por encima del resto, cada uno me gusta por algo diferente. The Meaning of Ritual nos habla de lo egoista del amor, Home me recuerda a mis propios miedos, Ship of Promises tiene un aire Arcade Fire pero sin llegar a arrancar, That Day es quiza la más alegre del disco, I Saw the Dead tan barroca y con el recuerdo de su hermana fallecida, The Pact absolutamente deliciosa… Todas con unas letras en las que merece la pena pararse y escuchar atentamente.

Tengo muchas ganas de verle en directo. Porque eso es lo que más me impresiona, la pasión con la que interpreta, casi recita, sus canciones.

.

Robyn – Body Talk Pt. 1

Siento una tremenda debilidad por Robyn, la diva y mecenas del pop sueco. Y reconozco que cuando anunció que iba a sacar tres discos durante 2010 sentí una mezcla de excitación y miedo a que el producto final no fuera tan cuidado como si solo sacara un disco más seleccionado.

Una vez escuchado el primero de esos tres lanzamientos, Body Talk Pt. 1, el miedo ha pasado rápido: el disco está lleno de temas que incitan a bailar. En ese sentido no defrauda. Tampoco echamos de menos un hit a la altura the With Every Heartbeat (que fue número uno en media Europa), Dancing on my own cumple las expectativas para las pistas de baile y además, ataca la misma fibra sensible y lacrimógena, fórmula que siempre le ha funcionado a Robyn.

Sin embargo, al ser más corto que un álbum al uso, encontrarse dos temas como Hang with me o Jag Vet En Dejlig Rosa (que no es precisamente un tema nuevo), lentos a más no poder, que cortan totalmente el ritmo del disco, deja una sensación de incoherencia difícil de digerir.

En resumen, un muy buen disco de Europop bailable con una producción extraordinara (como es habitual en esta chica por otra parte), que queda algo deslucido por su corta duración (exigencias del guión) y sus cortes más lentos.

En breve podremos disfrutar de la segunda parte, ya que en agosto sale Body Talk pt 2.

.

.

Spoon – Transference

Spoon - TransferenceCuando un grupo lleva 15 años sacando discos (este será el séptimo largo) uno espera que haya altibajos, pero si hay algo que caracteriza a Spoon es su consistencia. En el sonido y, lo que es más sorprendente, en la calidad de los discos. Sobre todo y en especial, en los de la útlima década. Britt Daniel, líder del grupo, sabe muy bien como crear gemas pop pegadizas: un sonido limpio y directo, arreglos cuidados y unas letras ambiguas es la fórmula que lleva funcionándoles desde sus inicios, siendo Ga Ga Ga Ga Ga (2007) quizá su punto más álgido.

Por todo esto casi sorprende que Transference (2010) esté, si no a la altura, sí a un nivel muy similar que su predecesor y los anteriores. Por primera vez ha sido producido por ellos mismos, y aunque el sonido es más oscuro, menos pulido, la esencia de Spoon es claramente reconocible.

Spoon – Got Nuffin’

Tras las primeras escuchas puede dejarte algo frío, no tiene la inmediatez de Ga Ga Ga Ga Ga. Sin embargo, poco a poco Transference va calando, tanto las píldoras de power pop como Got Nuffin como las más emotivas Goodnight Laura y Out go the lights. Daniel ha querido explorar, profundizar en emociones más intensas y no quedarse en la superficie de los sonidos directos y los estribillos facilones.

“You close your eyes and slow yourself and let the worry leave you, and let go of out it all just for this evening.”

Quizá no sea el mejor trabajo de los tejanos, pero no lo subestimeis. Sigue siendo un discazo, que no debe “morir” a la sombra de otros discos anteriores, y menos por no ser el disco de pop, de hitazos, que todos estaban esperando.

Podéis escuchar el disco completo en Spotify.
Yo recomiendo especialmente:  The Mystery Zone, Out Go The Lights y Got Nuffin.

.

Tulsa – Espera La Pálida

Tulsa - Espera la pálidaCuando pienso en Tulsa inmediatamente me viene a la mente la voz de Miren Iza, cantando al desamor. Porque esa es la esencia de este grupo y su mayor virtud: sacar a la luz el desánimo, el dolor y la ruptura y darles brillo con esa voz rasgada tan particular de su lider y cantante. Y Espera la pálida no es una excepción. Rock, pop, country o americana (en español, eso sí), son los estilos que, como es habitual, se encuentran en este disco que, aunque parezca mentira, ahonda un poco más en esos sentimientos.

A medio camino entre Christina Rosenvinge y Cat Power, Miren va desgranando los temas del disco dejándose un poco el alma en cada uno de ellos. Destaca sin duda ninguna Algo ha cambiado para siempre, clásico inmediato (y probable gancho para medios más “comerciales”):

“Algo dentro de mí se ha roto / se ha partido como una nuez / Había pedido que esto no nos pasara a ti y a mí”

La mano del productor Karlos Osinaga (Lisabö) se nota enseguida. Es más, no lo tengo claro, pero yo diría que la música del disco se ha grabado en directo, intentando salvaguardar la esencia del sonido y centrándose en las voces. Un acierto sin duda.

Me gustan también la colaboración de Anari en Araña y la versión del Into your arms de Nick Cave (que solo podrás encontrar en el vinilo o en la versión digital), esta última más por la intención que por la ejecución (es que la orginial es taaaaan buena).

En resumén, un muy buen disco, especialmente recomendado para los meláncolicos y los engullidores de penas, propias o ajenas.

Puedes escucharlo completo en Spotify.

.

Owen Pallett – Heartland

Heartland by Owen PallettParece que Owen Pallett ha cedido ante las presiones de Nintendo y ha decidido abandonar el nombre de Final Fantasy. Pero al hacerlo, al más puro estilo Sansón y su cabellera, ha perdido toda la fuerza y creatividad que se le suponía.

Heartland, el nuevo disco de Pallett que saldrá el 11 de Enero de la mano de Domino Records, nos presenta una colección de canciones melancólicas de factura más bien simplista, sin aportar nada nuevo a su repertorio. No es que sean malas, es que no… exaltan, no emocionan. Muchos esperaban (o esperábamos) del talentoso violinista que diera un paso más y revolucionara ese pop basado en instrumentos de cuerda que parece abocado a estancarse, y es una decepción encontrarse con un disco tan plano.

El disco será recordado por ser sólido (no hay ningún “agujero negro”) e incluso canciones como Lewis Take Action, quizá la más arriesgada y rápida del disco, tendrá su momento de gloria, pero para mi, siempre será el álbum que pudo ser y no fue.

Canciones que (casi) me gustan: Lewis Take Action, Tryst of Mephistopheles


[MP3] Owen Pallett – Tryst of Mephistopheles

.